«Las antifonas de la Oh»






El tiempo de adviento se caracteriza por su tinte de esperanza. En este año diferente a los pasados, en el que se está inmergiendo en una “nueva normalidad”, y en el que la esperanza se necesita encender mas que nunca, el adviento es la oportunidad para el creyente actual para vivir en lo esencial este tiempo litúrgico. El adviento se divide en dos partes, la primera comprende desde el primer domingo de adviento, hasta el 16 de diciembre, la segunda, desde el 17 de diciembre hasta la tarde del 24, en el que con las primeras vísperas, inicia el tiempo de la Navidad. En la segunda parte del adviento, aquella que comprende desde el 17 de diciembre, la liturgia presenta las «antífonas de la “O”», llamadas asi porque indican con la exclamación “oh” que son un pequeño tratado de cristología, en las cuales, con títulos mesiánicos del Antiguo Testamento, se delinea un trazo de la esperanza del pueblo de Israel. A la oración incesante de la Iglesia, con su perenne «Maranathá» “Ven Señor”, el Viviente que viene, responde «ERO CRAS» es decir, estaré mañana, frase que deriva del acróstico de la primera letra de las antífonas de la “O”: • O Sapientia Oh Sabidurìa • O Adonai Oh Señor • O Radix Jesse Oh Renuevo del tronco de Jesé • O Chiavis Oh llave de la casa de David • O Oriens Oh Sol del oriente • O Rex Gentium Oh Rey de las naciones • O Emmanuel oh Dios con nosotros Sabiduría, Señor, Renuevo del tronco de Jesé, Llave de la casa de David, Sol/astro del Oriente, Rey de las naciones, Dios con Nosotros, atributos del mesías que esperaba el pueblo de Israel y que ven su cumplimento en Jesús, que evocan momentos particulares de la historia de la salvación, la creación, el éxodo, la dinastía de David. Mas allá de analizar cada una de las antífonas, que ofrecen mucha tela de donde cortar, me gustaría invitarte a elaborar tu proprio acróstico con los títulos/atributos que das a Jesús en tu vida, piensa en los momentos claves de tu vida, en aquellas situaciones que te han marcado y con qué títulos has sentido la cercanía de Él en tu vida. Desde aquí puedes vivir un adviento en lo esencial, un adviento en el que reflexiones, qué es lo que estás esperando, ¿qué tipo de espera realizas?






Comments

Post a Comment

Ask the Big Book Anything

Popular Posts

Trending Topics